lunes, 28 de diciembre de 2015

Torrelavega: "El silencio cómplice del alcalde permite el acoso a empresarios locales”, asegura Torrelavega Sí


El Grupo Municipal de Torrelavega Sí considera "verdaderamente preocupante" que la "desidia" del equipo de Gobierno y las prioridades partidistas de éste "pongan en peligro" empresas de la ciudad con más de 30 años de actividad y que dan trabajo a casi un centenar de vecinos.
Torrelavega Sí constata que desde el mismo momento que irrumpió en el panorama político de la ciudad, queriendo optar a la confianza de los ciudadanos mediante "argumentos y propuestas", ha sido objeto de una "persecución desesperada e irracional" por parte de algunos actores políticos del municipio que "consideraron que la solvencia en el posicionamiento de esta formación pudiera menguar sus resultados y perjudicarles en sus objetivos sectarios de gestión del poder". Un hecho que no sería "excesivamente grave" en aquellos ediles que, si bien ejercen su mucha influencia "desde la sombra", apenas soportan responsabilidad alguna de representación institucional.
Sin embargo, para Torrelavega Sí, este hecho se vuelve mucho más preocupante cuando esta "dejadez partidista" la protagoniza el equipo de Gobierno. "En efecto, es desde la Alcaldía, que haciendo caso omiso a su posición de representación y defensa del conjunto de ciudadanos del Municipio, independientemente de la filiación política de éstos, hace dejadez de funciones y permite el acoso a un empresario local a sabiendas de lo injustificado de estos ataques. Una situación de la que se es plenamente consciente y a la que un simple comunicado, en la que se expongan la relación de los hechos, serviría para terminar con este despropósito y pondría fin a la cascada de injurias y difamaciones cuya única razón de ser es el rédito político".
Tal y como "constató" Torrelavega Sí en la última Gerencia de Urbanismo, celebrada el pasado día 23 de diciembre, y como se refleja en el acta de la misma, el Ayuntamiento de Torrelavega no hizo notificación alguna a la empresa Paruvi acerca de la "posible recogida irregular" de cartón de la vía pública por parte de dicha empresa en los meses de marzo y abril de 2 015 hasta el cuatro de junio del mismo año. En el momento que se cursa dicha notificación, "la empresa Paruvi, de manera inmediata, cesa en dicha actividad".
Así mismo, Torrelavega Si explica que de existir un quebranto económico de los intereses municipales por esta recogida de cartón realizada por la empresa Paruvi durante los meses de marzo y abril - hecho que queda en duda en el informe de fecha 26 de noviembre que firma la Jefa del Servicio de Movilidad, Energía y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Torrelavega y en el que textualmente se puede leer “valoración del posible prejuicio económico que ha podido ocasionar…” - no se notificó de ello en ningún momento ni de manera alguna a representante alguno de la empresa Paruvi. 
Según Torrelavega Sí, de hecho, a día de la fecha, el Ayuntamiento de Torrelavega sigue sin notificar ese posible adeudo, ni por tanto la cantidad correspondiente, a la empresa Paruvi. Estos hechos, es decir la respuesta inmediata de la empresa Paruvi a los requerimientos que le ha hecho llegar desde el Ayuntamiento, fueron expuestos por el titular de Urbanismo a preguntas de Torrelavega Sí, y, obviamente, son conocidos por el equipo de Gobierno y por el Alcalde.
Torrelavega Sí sostiene que en el momento mismo que se determine si la empresa Paruvi incurrió en de alguna manera en el quebranto económico al Ayuntamiento y, de ser así, en cuanto se cuantifique el mismo y se notifique por los cauces oportunos, la empresa Paruvi deberá de satisfacer este importe y acabar, de una vez por todas, con un “culebrón” alimentado por quienes consideran que pueden beneficiarse del mismo e intentar rascar con el descrédito lo que no les otorgaron las urnas.
Para Torrelavega Sí, el silencio cómplice de este alcalde, que permite a su soporte en el Gobierno el acoso injustificado de un empresario simplemente por la filiación política de éste, es absolutamente deleznable y fija, muy a la baja, el listón de su compromiso en la defensa de los valores e intereses de los vecinos y empresarios que, hasta ahora y por espacio de más de 30 años, han generado empleo en nuestra ciudad.
Si una de las condiciones del Pacto de Gobierno Municipal era permitir el acoso y derribo de un partido emergente que ha doblado en representación ciudadana a quienes se proclaman valedores únicos de la gente, el Alcalde puede estar confiado en mantener su posición, pues con su dejadez esta impulsando el sectarismo y favoreciendo las imposiciones de la minoría radical. Mientras la ciudad sigue desangrándose en una legislatura de proyectos fallidos, inversiones pasajeras, huertos de cebollas con precio de besugo, baldosines apresurados mal rematados y ediles que escenifican asaltos de la propiedad privada con fecha de caducidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada