sábado, 26 de abril de 2014

Torrelavega: Los 200 obreros de Sniace abandonan el encierro con la mirada puesta en la reunión que dirección y comité celebrarán el próximo miércoles

A las 12.00 en punto de la mañana y con lluvia intensa los 200 trabajadores de Sniace que se han mantenido dentro de las instalaciones de la fábrica han puesto fin a su encierro y han salido por la puerta principal de la factoría convencidos de que han ganado la batalla pero que la lucha continúa y no hay que bajar la guardia.
Los encerrados con claras muestras de cansancio en sus rostros han salido con todos sus pertrechos y se han dirigido por la Avenida de la Solidaridad hacia la otra entrada de la fábrica junto a la báscula encabezados por una pancarta donde se podía leer "1993/2014 Sniace en lucha".
Allí les esperaban sus familiares, miembros de los sindicatos, diferentes asociaciones y, algunos concejales del Ayuntamiento de Torrelavega, entre ellos la regidora Lidia Ruiz Salmón.
El comité ha entegado a una asociación de Torrelavega que atiende a niños los alimentos que les han sobrado y que les han llevado durante estos días.
Antes del encuentro con los familiares, el secretario del comité de empresa, encaramado en la zona de la báscula de camiones y sin micrófono, se ha dirigido al público asistente para agradecer en su nombre y en el de los trabajadores encerrados, el apoyo que les han prestado todos estos días. También ha extendido su agradecimiento a todos los establecimientos que desinteresadamente les han traido alimentos, a las organizaciones, a los sindicatos que el pasado día 21 llevaron a cabo una manifestación por las calles de la ciudad hasta la fábrica, a las familias y a quienes les han apoyado desde el exterior durante todo este encierro.
"Hoy abandonamos el encierro. Ha sido una batalla y la lucha por la defensa de los puestos de trabajo continúa y el miércoles día 30 de abril, a partir de las 11.00 horas, tenemos otra vez un frente abierto que es iniciar las conversaciones y presentar a la empresa una propuesta sobre las prejubilaciones en el marco que nos han dicho los administradores concursales y en base a  un informe de la empresa,  que no diferirá mucho de otras anteriores".
Pérez Portilla ha vuelto a pedir a los asistentes su apoyo en esta nueva "singladura " que no está exenta de "dificultades" y ha insistido en la importancia de alcanzar un acuerdo con la empresa antes del 3 de julio, fecha en la que se ha programado el nuevo juicio en la Audiencia Nacional sobe la legalidad del ERE que acabó con el despido de la plantilla (533 trabajadores). Ha insistido que el juicio y la sentencia, sea cual sea su sentido, será perjudicial para ellos.
"Es la última oportunidad que tenemos y esperamos que esta vez consigamos lo que pretendemos que es ese plan laboral que garantice las jubilaciones, la reapertura de las tres fábricas y los puestos de trabajo que queden en ella", ha dicho Pérez Portilla.
Para el secretario del comité, los pasos a dar, a partir de ahora, son llegar a un acuerdo laboral con la empresa, que los administradores concursales le den el visto bueno, volver a la Audiencia Nacional porque el juicio está aplazado para el día 3 de julio y hay que retirarle definitivamente en base al acuerdo y finalmente emprender todo tipo de contactos con las diferentes administraciones para que el proceso de jubilaciones y demás asuntos se puedan desarrollar. "Es un proceso bastante complejo pero tenemos esperanza ya que vemos que la empresa tiene voluntad de llevarlo a cabo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada