sábado, 26 de abril de 2014

Santander: Liberbank recurre ante la Audiencia Provincial la sentencia queabsolvió al "Carbonero Real de las Preferentes"

Liberbank denunció al 'Carbonero Real' que, en compañía de otro medio centenar de Afectados, participó en la Cabalgata de Reyes organizada por la Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes de Cantabria el 2 de enero de este año, por depositar carbón (que luego se barrió) ante directores y empleados de varias oficinas de Torrelavega, parodiando así el regalo que iban a recibir de sus Majestades de Oriente por lo mal que se habían portado con sus clientes, a los que colocaron las Participaciones Preferentes.
José Luis de Luis Marcos, director de Inmovilizado y Servicios Generales, interpuso la denuncia en nombre de Liberbank contra el Afectado, por “arrojar carbón” y por “el despliegue de carteles con contenido difamatorio”, en alusión a textos del tenor de ‘Cajaeestafa", que portaban algunos de los Afectados presentes. El juicio se celebró el pasado 13 de marzo en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrelavega, que absolvió al acusado de la falta de coacciones e injurias por la que le había denunciado la entidad.
Tras esta resolución, Liberbank ha presentado recurso de apelación ante la Audiencia, pidiendo que se revoque la sentencia y alegando error en la apreciación de los hechos. Sobre la “falta de coacciones”, el banco argumenta que el hecho de que un grupo de personas entre en varias sucursales parodiando la Adoración de los Reyes Magos impide la normal actividad, y que se pueda continuar atendiendo al público. También cree que esta acción excede el legítimo derecho a la libertad de expresión, sin tener en consideración que su apropiación de los ahorros de los Afectados por las Participaciones Preferentes si que excede de los derechos legítimos y constitucionales a la propiedad y a la seguridad jurídica.
De la falta de injurias, derivada también de letreros en la vestimenta del 'Carbonero Real' de las preferentes ('Carbones El Timao') el juez de primera instancia concluyó que estos mensajes forman parte del lenguaje empleado por el acusado para reflejar su descontento con el banco; lenguaje que, además, no es el propio de un técnico-jurídico. Pero el banco entiende que con su conducta, el acusado imputa a Caja Cantabria-Liberbank una estafa, lo que conlleva un patente desprestigio social, previniendo además a posibles clientes para que eviten relacionarse profesionalmente con la entidad.
Por su parte, la defensa del acusado ha presentado un escrito de oposición al recurso, destacando, además de la inexistencia de error en el juzgador al valorar la prueba, que en ningún caso la conducta del acusado “sobrepasó atisbos de mera protesta teñida de ironía y sarcasmo, y que nunca tuvo como objeto inmediato forzar a la entidad a otorgar, en contra de su voluntad, negocio alguno en beneficio del denunciado, por muy legítimo que éste fuera”.
También sobre la falta de injurias, la defensa del 'Carbonero Real de las Preferentes’ sostiene que el descrédito de Liberbank se debe más a su propia conducta previa que a la manifestación y gestos del denunciado, y que estas manifestaciones entran dentro del legítimo ejercicio de la libertad de expresión. Además, cuando ocurren los hechos, afirma, Caja Cantabria ya era objeto de gravísimos reproches sociales y en el propio ámbito jurisdiccional. Prueba de ello es que se están llevando a cabo diligencias previas por si la conducta de la entidad fuera propia de delitos como la apreciación indebida o estafa.
"El descrédito social se lo ha ganado a pulso la entidad con su propia conducta sin necesidad de que el denunciado haya prestado su innecesario auxilio al resultado”, señala el escrito de la defensa, que también indica que “la conducta del denunciado no traspasa los límites de la ocurrencia y de lo jocoso” dentro de una protesta “legítima y verdaderamente divertida”.
Hay que hacer notar también, que dentro de su campaña de acoso a clientes “díscolos” que se atreven a protestar por los atropellos de los que han sido víctimas, de nuevo Caja Cantabria, en la persona de su Director de Inmovilizado y Servicios Generales, José Luís de Luís Marcos, (que parece que pasa más tiempo en Comisaría y en los Juzgados que realizando su trabajo) ha presentado denuncia contra una Afectada por las Preferentes de la zona de Cabezón de la Sal. Es importante resaltar que es la cuarta denuncia que la directora de la oficina de Cabezón de la Sal y el antedicho Sr. De Luís interponen contra esta persona, que se han saldado con tres sentencias absolutorias, dos de las cuales han sido también, como la del ‘Carbonero Real’, recurridas por la entidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada