sábado, 28 de febrero de 2015

Torrelavega: El BM Torrelavega sucumbió ante la constancia de un Bidasoa hecho para ascender


Dice el refranero popular que “quién da todo lo que tiene, no está obligado a dar más”. El BM Torrelavega lanzó un órdago a uno de los grandes de la categoría y terminó derrotado. El Bidasoa Irún, que estuvo cerca de la lona en varias fases del choque, consiguió una victoria holgada ante el voluntarioso conjunto cántabro. 
El partido comenzó con un Bidasoa arrollador. Los de Bolea aprovechaban la fragilidad de la defensa naranja en los compases iniciales y anotaban con facilidad. Muñia y Trkulja lideraban la ofensiva irundarra. A los nuestros les costó engrasar la maquinaria pero poco a poco fueron metiéndose en el partido. Genio González no tardó en afinar los violines de la orquesta local y el choque se niveló enseguida. Sergio Crespo asumió el rol de primer solista, bien secundado por Sergio Rodríguez. La movilidad del veterano central cántabro traía en jaque a una defensa tan corpulenta como estática.
La exclusión de Sergio Rodríguez supuso la primera amenaza seria para el conjunto de Soto. A pesar del acierto de Jacob Melián, Trkulja estaba haciendo un siete a la defensa torrelaveguense. El técnico pidió tiempo muerte cuando el electrónico reflejaba un preocupante 5 – 9. Azkue hurgaba en la herida naranja con un gol a la contra nada más reanudarse el encuentro. Cuando el BM Torrelavega se asomó al abismo, los de casa reaccionaron. Un penalti transformado por Barbón unida al enésimo juego de manos de Genio revitalizaron a los naranjas.
Sin embargo, fueron los más jóvenes los que se echaron el equipo a la espalda. Dos zarpazos consecutivos de Sergio Crespo despertaron al resto de sus compañeros. La dinámica del partico había cambiado y los “Gigantes” se comieron a su adversario. El parcial fue de seis a uno. Bolea detuvo la sangría con empate a 13. Las imprecisiones marcaron el tramo final de un periodo que acabo con una renta mínima para los irundarras.
El choque rezumaba intensidad y siguió por los mismos derroteros en el segundo periodo. Luis de Vega era un pulpo bajo los palos pero no pudo evitar que el Bidasoa se escapase progresivamente en el marcador. Pero los locales no habían dicho su última palabra. Genio González destapó el tarro de las esencias para igualar la contienda. La retaguardia local alternaba un planteamiento tras otro y lo que parecía un combate desigual se tornó en un choque disputado de poder a poder.
El partido estaba en dos goles pero siempre con el Bidasoa por delante. Los continuos desdoblamientos de Trkulja eran un quebradero de cabeza para los cántabros que no encontraban la manera de detener al pivote bosnio. Para colmo de males, los naranjas encadenaron cuatro ataques consecutivos sin anotar.
La ventaja vasca se amplió hasta cuatro. Muiña interpretaba a la perfección las lagunas de la defensa local. Los cántabros se agarraron con todo a la pista. Para enjugar la diferencia visitante, hacía falta un sprint final portentoso. Un cúmulo de aciertos consecutivos que fuesen acompañados de alguna concesión por parte del rival.
La puerta al milagro la entreabrió una exclusión de Crowley pero las precipitaciones perdieron a los cántabros. Dos tantos de Azkue unida a una nueva intervención de Dejanovic enterraban la opciones de victoria local.
La resistencia del BM Torrelavega se resintió y el Bidasoa aprovecho la circunstancia para cerrar el choque con la máxima diferencia de todo al partido. Un margen demasiado grande para lo que expusieron ambas escuadras sobre el parqué.
Ficha técnica
BM Torrelavega. Luis de Vega, Jacob Melián; Manu Díaz, Gustavo Gil, Andrés Alonso (1), Sergio Crespo (4), Genio González (4), Guillermo Barbón (6), Abraham Fontaneda (), Alberto Pérez (1), Sergio Rodríguez (2), Joaquín Marcos, José Carlos Hernández (2), José Javier Abad y Alan Villalobos (4).
Bidasoa Irún. Pedja Dejanovic, Asier Zubiria; Iñaki Cavero (3), Goran Trkulja (4), Jon Imanol Vazquez-Andueza, Adrian Crowley (6), Mikhail Revin, Ander Iriarte (4), Edgar Penón (2), Amer Zildic, Alexis Gimeno, Iago Muiña (7), Mikel Alzaga y Jon Azkue (5).
Parciales: 1 – 3, 5 – 6, 5 – 10, 7 – 12, 13 – 13, 13 - 14 descanso/15 – 17, 18 – 19, 19 – 22, 20 – 25, 22 – 28, 24 - 31 final. Árbitros: Andrés Peñaranda y Jokin Ordoki (Colegio aragonés y navarro respectivamente). Pabellón Vicente Trueba. 600 espectadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada