viernes, 27 de febrero de 2015

Torrelavega: El Balonmano Torrelavega buscará encadenar dos victorias consecutivas frente al Bidasoa de Irún


En todas las campañas bélicas o deportivas es necesario un hito. Un acontecimiento que sirva como referencia para contiendas futuras e inspire bravura por sí solo. Un día en el que todo cambia, en el que se rescribe el curso de cada acontecimiento. 
El BM Torrelavega necesita su particular toma de la Bastilla; su propia versión del Desembarco de Normandía; su Batalla de Bailén particular. Derribar a un grande como el Bidasoa ante sus aficionados sería más que suficiente para que la historia de la temporada naranja cambiase de rumbo.
El conjunto torrelaveguense atraviesa uno de los mejores momentos de forma de la temporada. No solo porque derrotase con contundencia y sin sufrir a un rival directo como es Algemesí. Sino porque puso en serias complicaciones tanto a Teucro como a Alcobendas. Esa ola de positivismo y de hacer bien las cosas se vio refrendada ante los valencianos. Ahora, plantilla y cuerpo técnico quieren dar un paso más. Quieren ganar a un grande y salir, después de muchas jornadas, de los puestos de descenso. Para eso deben ganar a los de Fernando Bolea y esperar a que Zarautz caiga frente al Valladolid.
La empresa tiene todos los ingredientes para convertirse en épica. Un conjunto sin nada que perder se mide a uno de los trasatlánticos de la liga. Un recién descendido de ASOBAL que se presentará en el Trueba tras ser vapuleado por el Sinfín en la jornada anterior. Azkue, Crowley, Muiña y compañía tratarán de enmendar la plana en Torrelavega
Por si la frotaleza de Bidasoa no fuese suficiente, el BM Torrelavega deberá vencer a un enemigo adicional. Diego Soto tendrá que plantear numerosas alternativas ofensivas para paliar la ausencia de dos jugadores importantes en su libreta táctica. Una de ellas será temporal y la otra definitiva. La primera corresponde a Javi Peña. El lateral del equipo torrelaveguense tiene fracturado un dedo de la mano izquierda y estará varias semanas en el dique seco.
Por su parte, Abel Lamadrid será baja para lo que resta de liga. El pivote cántabro y la entidad naranja decidieron rescindir el contrato que les vinculaba hasta final de temporada. La paternidad del jugador unida sus compromisos profesionales fuera del balonmano han motivado esta decisión. Tal y como paso en la jornada pasada, y hasta que se encuentre un recambio para Lamadrid, será Abraham Fontaneda, el pivote del filial, el que se vista de corto.
El partido arrancará a las 18:30 horas y lo dirigirán los colegiados Andrés Peñaranda y José Antonio Yagüe, del comité aragonés de arbitraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada