viernes, 29 de noviembre de 2013

Torrelavega: Las Juventudes Regionalistas de la ciudad consideran una “irresponsabilidad” la actuación de Calderón en el caso Konecta


Tras confirmase el cierre del centro de Konecta en Torrelavega, el secretario de las Juventudes Regionalistas de la capital del Besaya, Jairo Ceballos, ha criticado la “pasividad” del equipo de gobierno del PP y ha lamentado que Calderón “no haya hecho nada por evitar los 150 despidos encubiertos”.
Jairo Ceballos, ha considerado una “irresponsabilidad tremenda” del alcalde, Ildefonso Calderón, no haber mantenido ni un solo contacto con los responsables de la empresa para intentar mediar en este conflicto laboral que afecta a tantos jóvenes de nuestra ciudad.
En este sentido, ha recordado que de los 150 trabajadores que ahora se quedan sin empleo la mayoría son menores de 35 años que se quedaran “obligatoriamente” parados en una ciudad que no tiene “ni una sola expectativa de empleo por muy formado/a que uno este” y situará el porcentaje de paro juvenil en “límites insostenibles”.
Según el secretario de las Juventudes Regionalistas, Calderón ha demostrado una vez más su “inexistente capacidad de gestión”. Los jóvenes de Torrelavega, ha añadido, “no comprenden que un caso como este haya pasado tan inadvertido por un equipo de gobierno que parece no entender la gravedad de esta situación”.
Ceballos ha señalado que en casos tan graves como este lo menos que debería haber hecho el equipo de gobierno popular es plantear alguna alternativa a la empresa para llegar a un acuerdo con sus directivos a cambio del compromiso de mantener esos empleos por un tiempo determinado.
Para finalizar, Jairo Ceballos se ha referido a las políticas del actual alcalde como un régimen de “dieta estricta” que no hace otra cosa que llevarnos a un “estado de anemia” a todos los torrelaveguenses y situar la ciudad en una situación de extrema gravedad con una cifra record de parado, casi 6.500 y más de la mitad sin prestación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada