lunes, 25 de noviembre de 2013

Cabezón: El Gobierno y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico ponen fin a las inundaciones en núcleos de Cabezón y Mazcuerras por el desbordamiento del Saja


El Gobierno de Cantabria y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) han puesto fin a una problemática que venían padeciendo en los últimos años los vecinos de varios núcleos de población de Cabezón de la Sal y Mazcuerras como consecuencia de las inundaciones provocadas por el desbordamiento, en época de crecidas, del río Saja.
Según ha explicado el presidente cántabro, Ignacio Diego, que ha visitado algunas de las actuaciones realizadas en estos municipios, la solución ha venido de la mano de la colaboración entre administraciones para atender una reclamación histórica de sus vecinos, que antes no fue atendida y que ahora sí ha sido satisfecha para dar tranquilidad a los ciudadanos y revertir una situación que tantos daños materiales provocó en años anteriores.
El presidente cántabro ha destacado el "trabajo coordinado" llevado a cabo entre el Gobierno, la Confederación y los respectivos ayuntamientos para conseguir las inversiones necesarias que han propiciado la mejora del cauce del Saja a su paso por estos términos municipales.
Acompañado por el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; la alcaldesa de Cabezón de la Sal, Esther Merino; el presidente de la CHC, Ramón Álvarez; el jefe del Área Oriental de la Confederación, Jorge Rodríguez, y otras autoridades locales, Diego ha comprobado en primer lugar el resultado de las labores de dragado realizadas en el entorno del Puente de Santa Lucía y la mejora de la capacidad de desagüe de los afluentes del Saja a su paso por la localidad de Carrejo, cuyo presupuesto ha ascendido a 107.300 euros.
Posteriormente, ha visitado la actuación de dragado, reparación y refuerzo de la escollera de protección del margen del Saja en Casar de Periedo, que ha supuesto una inversión cercana a los 30.000 euros.
En este punto, el presidente cántabro ha destacado, a su vez, que el material extraído del río ha sido reutilizado por la Consejería de Ganadería para la ejecución de los caminos de la concentración parcelaria de la localidad, lo que constituye -ha valorado- un ejemplo de trabajo transversal de la Administración y una solución sostenible a un problema medioambiental.
Por su parte, Esther Merino ha agradecido la voluntad del actual Gobierno de Cantabria y de la Confederación de atender una reivindicación histórica de ocho núcleos de Cabezón de la Sal, especialmente de los vecinos de Santibáñez-Carrejo, Casar de Periedo y Ontoria, que en el pasado tuvieron que padecer inundaciones en sus fincas por el desbordamiento del río.
Con esta solución, ha añadido, "por fin" los ciudadanos ven resueltas sus peticiones y pueden contemplar ahora la crecida del Saja con la certeza de que sus bienes están fuera de peligro.
Las actuaciones realizadas tanto en Cabezón como en Mazcuerras forman parte del plan de emergencia diseñado por la CHC para su ejecución en 2013, un que contempla un total de 50 actuaciones fluviales, casi todas ellas ya finalizadas, en 25 municipios de la Comunidad Autónoma.
Solamente en Cabezón de la Sal, la inversión ha superado los 210.000 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada