sábado, 25 de enero de 2014

Polanco: El municipio cumple un cuarto de siglo cantando las marzas


Un año más, llegada estas fechas, los marceros de Polanco se disponen a ensayar los cánticos de marzas para salir de ronda en el último día de febrero y primer día de marzo.
En el presente año se conmemora el 25 aniversario de la recuperación de marzas en el municipio. Una recuperación que se inició, en 1989, a través de la Escuela de Adultos del municipio y viene siendo continuada por la Asociación Sociocultural “Polanco” quedando abierta a todo vecino que desee participar en la ronda..
Para conmemorar esta efeméride, el grupo de marzantes están preparando nuevos cánticos a fin de ampliar su repertorio, para ello cuentan con la labor inestimable de Julián Revuelta “ El Malvis”, vecino y amigo del grupo de marceros que les está enseñando estas nuevas canciones de “marzas”, lo mismo que hizo anteriormente con alguna otra de su extenso repertorio.
Los marceros de Polanco salen, por tradición, el último día de febrero y primer día de marzo de ronda por todos los barrios del municipio y nunca las inclemencias del tiempo ha sido obstáculo para llevar a los vecinos, con sus cánticos, la alegría de la llegada del marzo florido que nos trae la primavera y deja atrás el invierno.
Y, tal como marca la tradición, la primera visita en la ronda se hace a la Casa Consistorial a objeto de pedir licencia al alcalde, tras la cuál comienza la ronda por las diversas calles y barrios del municipio dónde de casa en casa se van entonando las diversas “marzas” que los vecinos acogen con alegría. Otra de las visitas obligadas es a la Residencia de mayores “La Arbolera” en Rumoroso donde cantan un pequeño repertorio a los mayores residentes, muchos de los cuales reavivan la nostalgia de tiempos pasados.
Dentro de la ronda no se puede dejar atrás la visita al Colegio “ La Milagrosa”, pues fue dicho colegio quien salvaguardó los cánticos de “marzas” enseñándoselas a sus alumnas, algunas de las cuales, ya en edad adulta, participaron y transmitieron sus cantos a aquella primera ronda de 1989.
Polanco tiene el deber de preservar esta tradición que viene de antaño y que según D. Sixto de Córdova y Oña en su IV tomo del “ Cancionero popular de la provincia de Santander” escribe: “ Quizás las marzas todas de nuestra provincia fueron inspiradas por la melodía musical que oí en el famoso Cumbrales, donde nació y vivió don José Mª de Pereda. Polanco era entonces un pueblo robusto de cuerpo y alma, religioso y noble; muy sobrio, aunque era rico por su labranza, sus montes a la sazón bien poblados, su ría y su honroso amor al trabajo. Por esto los de Polanco cantaban, como escribe Pereda “siempre y en todas partes”, con variación copiosa de canciones” (Córdova y Oña 1980:37).
Este legado nos lleva a mantener el compromiso de tratar que esta hermosa tradición se mantenga en el tiempo y que tanto las actuales generaciones como las venideras conozcan sus cánticos. De ahí que la Escuela de Adultos, junto a un grupo de vecinos, adquirió el compromiso de recuperarlas para el municipio.
Por ello, y como celebración de este cuarto siglo de tradición conservada, se publicará pronto una segunda edición del libro “ Marzas, tradición viva en Polanco” de Enma Mª Blanco que se publicó en 2003 para que quede constancia bibliográfica de las marzas dentro de la historia de Polanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada