domingo, 29 de mayo de 2016

Torrelavega: El BM Torrelavega asciende a División de Honor B


El B.M Torrelavega ya es equipo de división de honor B, tras vencer en la última jornada de la fase de ascenso, disputada en Valle de Trápaga, al B.M. Granollers por un emocionante 27-26. Este triunfo, unido a la derrota del B.M. Elda ante los anfitriones hace que los “naranjas” vuelva a la segunda categoría del balonmano nacional tras pasar sólo una temporada en el infierno de la primera división.
Los de Diego Soto, tras perder en la primera jornada frente a los alicantinos de Elda, han ganado sus dos choques siguientes ante Valle de Trápaga y Granollers para lograr un ascenso que sabe a gloria tras una temporada durísima en la que han sufrido toda clase de calamidades.
Un trabajo excelente de Diego Soto al frente de lo deportivo y de Alex Gómez y todo su equipo directivo han hecho posible lo que sólo era un sueño a principio de temporada, con un equipo insultantemente joven que ha demostrado un enorme compromiso y que ha devuelto a los “naranjas” a la 2ª división del balonmano nacional.
Victoria ante el Granollers
En el último partido de la fase los torrelaveguenses se enfrentaban al que, en teoría era el “coco” de la fase, el B.M. Granollers, que había ganado los dos encuentros anteriores y que partía como gran favorito para el ascenso ya que dependía de sí mismo. Pero de nuevo los cántabros se pusieron en modo campeón para hacer un partido soberbio ante un gran rival.
Al igual que en los encuentros anteriores, el partido comenzó muy igualado, con dos rivales conscientes de que cualquier error podía dar al traste con sus aspiraciones de ascenso. Con este panorama, se sucedían los empates y las ventajas mínimas por las dos partes. Rozando el minuto 20 de partido los catalanes se ponían por delante, llegando a acumular una máxima ventaja de 3 tantos (9-12) que prácticamente conservarían hasta el descanso, al que se llegaba con un exiguo 13-15 para el cuadro catalán.
Una primera mitad en la que, pese a ir por debajo en el marcador, el conjunto naranja dio muy buenas sensaciones, con una gran defensa de hombres como Javi Castillo (inconmensurable atrás toda la fase), Asier Nieto o Alberto Pérez, que, aun jugando lesionado, dio una lección de garra y pundonor que además supo transmitir a sus compañeros.
La segunda mitad discurrió por los mismos derroteros, máxima igualdad, pero con un equipo, el torrelaveguense, que cada vez apretaba más en defensa y estrechaba el electrónico gracias al buen hacer ofensivo de hombres como José Carlos Hernandez (7 goles), Vicente ( 4 goles, Marcos Dorado (4 goles) o Sergio Rodriguez ( 4 goles).
Hacia el minuto 25, y después de varias ocasiones para adelantarse, los cántabros se ponían por fin por delante en el marcador (26-25), una ventaja que ampliaban a falta de un minuto para el final (27-25). Los de Diego Soto rozaban el milagro con apenas 49 segundos por delante y pese al intento final de los catalanes, éstos no pudieron siquiera ni empatar, un resultado que les habría dado el ascenso directo. Al final un 27-26 que dejaba todo pendiente del choque entre Valle de Trápaga y Elda, que nada se jugaban, ya que ambos habían perdido todas su opciones de ascenso.
A los naranjas les valía con un empate o victoria de Trápaga mientras que los catalanes necesitaban una victoria de Elda, finalmente fueron los anfitriones los que conseguían el triunfo desatando así la euforia de la parroquia cántabra que veía como, sólo un año después, volvían a recuperar la categoría de plata del balonmano nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada