sábado, 28 de mayo de 2016

Santander: El Partido Verde Europeo (EQUO) propone un plan de modernización de la industria del acero


El pasado fin de semana, en el congreso del Partido verde europeo celebrado en Utretch, se aprobó una resolución sobre el sector del acero que se enfrenta a la crisis y los problemas comunes en toda Europa. 
En el congreso de Utretch estuvo presente y participando activamente, nuestra coportavoz y candidata al congreso por Vizcaya, Rosa Martínez, para dar una respuesta coordinando tanto las propuestas territoriales, como los diferentes enfoques de los partidos que formaban el grupo parlamentario.
La industria del acero europeo está en crisis. En toda Europa –España no es una excepción-las acerías están cerrando y se está destruyendo empleo, con el consiguiente impacto en las vidas de muchos ciudadanos y ciudadanas europeas. Nosotros, en EQUO Cantabria como parte de la familia verde europea, estamos profundamente preocupados por cómo se están desarrollando las cosas.
El sector del acero tiene una importancia estratégica para la economía europea y es indispensable para una transformación industrial verde y sostenible. Sin acero no hay turbinas eólicas, ni edificios más eficientes ni infraestructuras ni vehículos para un transporte público y de mercancías sostenible. Las dos acerías existentes en Cantabria, Global Steel Wire (grupo CELSA) y Sidenor (hasta hace bien poco Gerdau) son un buen ejemplo en nuestro territorio de las vicisitudes y continua incertidumbre a la que está sometido este sector: la tarifa eléctrica de la industria electrointensiva, el sistema de interrumpibilidad al que se acoge la gran industria, etc.
En el corazón de la crisis laten dos problemas: [1] una sobreproducción de acero combinada con el dumping chino y [2] una falta de impulso para la modernización de las instalaciones. En EQUO nos oponemos firmemente y combatiremos la idea de que las políticas contra el cambio climático y las energías renovables (EE RR) son las responsables de los problemas del sector. El dumping social y ambiental nunca puede ser la respuesta, y la solución tampoco es la inyección indiscriminada de dinero público en el sector de la producción de acero.
La UE debe proteger al sector del acero en Europa de las prácticas comerciales dañinas. Europa necesita instrumentos de protección comercial efectivos para proteger sus industrias y contrarrestar el dumping. EQUO apoyas la reforma de los instrumentos de protección comercial, como es el caso de la eliminación de la norma de “derecho inferior”. Criticamos el bloqueo de los Estados Miembros en el Consejo Europeo y hacemos un llamamiento a nuevos esfuerzos y determinación para establecer un sistema anti-dumping y anti-subvenciones para contrarrestar las importaciones desleales.
En este contexto, EQUO y los Verdes Europeos nos oponemos a la concesión a China del estatuto de economía de mercado, lo que empeoraría la ya complicada situación del acero europeo. Hacemos igualmente un llamamiento a la Comisión Europea, al Gobierno de España y al Gobierno Regional de Cantabria a organizar un debate público serio sobre el tema, algo de lo que han huido hasta la fecha.
La actual sobrecapacidad de acero en Europa debe ser igualmente abordada. Los aspectos medioambientales y de salud deben ser atendidos como una prioridad en cada lugar, y pueden suponer en ciertos casos proyectos de reconversión. Puesto que queremos mantener la producción del acero y no tener que trasladarla a otros países, apostamos por una estrategia de modernización centrada en la innovación, que ponga a la industria europea del acero en la senda de la sostenibilidad.
Solo de esta manera, el sector podrá ser competitivo. Más concretamente, en EQUO apostamos por una política de economía circular ambiciosa que reduzca el consumo de recursos naturales, que incluya los metales y que asegure altos porcentajes de reciclaje y aborde el problema de las exportaciones ilegales de chatarra que haga frente al precio de importación de la palanquilla de origen chino por debajo del de la chatarra doméstica.
Urge la modernización de las acerías hacia la tecnología más avanzada y los niveles más eficientes en cuanto a emisiones de CO2 y consumo de materiales. Las ayudas de los estados y otros fondos de financiación, como el Plan Europeo de Inversiones, deben estar sujetos a criterios de modernización. Apoyamos los esfuerzos en I+D+i para un proceso de elaboración del acero bajo en carbono y animamos a la industria del acero a ir hacia segmentos de especialización en aceros de alto valor añadido. Es clave que el sector del acero ponga sus esfuerzos en la reducción del CO2 en colaboración con otros sectores como el químico.
Lejos de subvencionar eternamente al sector del acero sin ningún propósito, queremos una estrategia ambiciosa de modernización que proteja y dinamice desde la competitividad la industria del acero europeo para afrontar con garantías los retos del futuro. Instamos al sector del acero a afrontar esta realidad, a adoptar medidas para la reforma y la modernización basada en la sostenibilidad y no dejar de aprovechar la oportunidad que ofrece la transformación industrial verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada