martes, 31 de enero de 2017

Santander: Pepe Álvarez cuestiona “la voluntad de diálogo” del Gobierno español porque “sigue pensando en clave de mayoría absoluta”


El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, aseguró hoy, en una asamblea de delegados del sindicato en Santander, que “hoy en día tenemos una gran oportunidad para llegar a acuerdos importantes en el diálogo social y el Gobierno español habla de que quiere negociar con los sindicatos, pero yo tengo mis serias dudas porque más bien parece que siguen pensando en clave de mayoría absoluta”.
“En teoría, el Gobierno español ya tendría que haber abierto tres mesas del diálogo social, la de la Ley de Mutuas, la de calidad en el empleo o lo que es lo mismo la de la reforma laboral y el Pacto de Toledo, y por ahora, sólo se ha abierto ésta última”, agregó Álvarez.
El secretario general de UGT aludió también a “la verdadera voluntad de diálogo de los empresarios” porque, según dijo, “lo tienen todo a su favor y no tienen necesidad de negociar ni de llegar a acuerdos y tampoco el Gobierno les fuerza a ello”.
“Los empresarios dicen que quieren acabar con la precariedad en el empleo pero es un discurso falso porque, realmente, es bien fácil acabar con la precariedad y firmar sólo contratos temporales para los empleos que realmente responden a circunstanciales eventuales”, subrayó Álvarez, tras matizar que “ahora los empresarios incluso hablan de un incremento salarial del 1% porque saben que partimos de cero”.
El dirigente sindical advirtió en este sentido que UGT propone un incremento salarial de entre un 1,8 y un 3% y que el sindicato no firmará el nuevo acuerdo de negociación colectiva si no hay un incremento salarial suficiente que permita garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores y repartir la riqueza que se está generando en las empresas”.
“Si no hay ese incremento salarial suficiente y con cláusula suelo, no firmaremos el acuerdo de negociación colectiva”, reiteró Álvarez, tras opinar que “tal y como están las cosas, no creo que se vaya a llegar a un acuerdo con los empresarios”.
De todos modos, el secretario general de UGT aclaró que el sindicato “tiene muy claras cuales son sus propuestas y prioridades en la negociación, que pasa, entre otras cuestiones, por derogar y reconducir las reformas laborales, convenios de sector por encima de los de empresa y acabar de verdad con la precariedad laboral”.
La alternativa parlamentaria
El secretario general de UGT insistió en que “ante las dificultades para negociar con el Gobierno español o los empresarios, tal vez sea el momento de recurrir a otras vías de negociación, en este caso con los partidos políticos representativos en el Parlamento”.
“Ya hemos tenido contacto con ellos y les hemos arrancado compromisos concretos especialmente importantes ahora que no hay mayorías absolutas”, puntualizó Pepe Álvarez, después de recalcar que “de lo que se trata es que esos partidos políticos cumplan con estos compromisos y, en caso contrario, denunciar a todos aquellos que no lo hagan y a la hora de la verdad antepongan los intereses de sus formaciones políticas a los intereses generales de todos los ciudadanos”.
Entre esos compromisos con los partidos políticos, Álvarez reiteró que “el acuerdo sobre las pensiones y la Seguridad Social tiene que ser uno de los grandes retos porque para garantizar la sostenibilidad del sistema no sólo hay que centrarse en el gasto, hay que poner especial atención en los ingresos y en aplicar las fórmulas necesarias para aumentarlos”.
El secretario general de UGT recordó que “nuestro sindicato ya ha hecho propuestas concretas para que se incrementen los ingresos de la Seguridad Social en miles de millones de euros” y criticó que “España es el único país de la UE donde los gastos de la Seguridad Social los soporta la propia Seguridad Social y no los Presupuestos Generales del Estado como ocurre en todo nuestro entorno”.
Además, Álvarez abogó por incrementar los ingresos de la Seguridad Social “con impuestos generales con carácter finalista” y exigió “recuperar la cláusula de revisión de las pensiones en función del IPC” porque “el Gobierno sigue mintiendo con descaro cuando habla de que el poder adquisitivo de las pensiones está garantizado”.
“Ahora que sabemos que la inflación del mes de enero se ha incrementado hasta un 3%, sólo hay que imaginarse como terminará el año y lo que podría ocurrir con las pensiones si no recuperamos la revisión según el IPC”, añadió el secretario general de UGT.
Debate sobre las nuevas tecnologías
El secretario general de UGT también se refirió “al debate que por fin se ha abierto en este país en torno al impacto de las nuevas tecnologías y su impacto en la pérdida de millones de puestos de trabajo, como ya está sucediendo en muchos sectores”.
“Ya dijimos hace unos meses que tal vez los robots tendrán que cotizar a la Seguridad Social por todos los empleos que se pierden con ellos y se reían de nosotros y ahora parece que, como ya ha sucedido en muchos otros países, se ha abierto un debate social sobre ello”, subrayó el dirigente sindical.
“El Parlamento Europeo ya está trabajando en una ponencia sobre este tema porque, simplemente, el debate ya estaba abierto hace tiempo en otros países de la UE”, agregó Álvarez, para quien “no se trata de frenar las nuevas tecnologías que nos permiten trabajar menos, de lo que se trata es que los trabajadores se puedan beneficiar de ello”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada