miércoles, 25 de enero de 2017

Santander: Oria afirma que el incremento del presupuesto en Medio Natural evidencia la apuesta de la Consejería por el sector forestal y por la conservación y gestión de la biodiversidad


El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha afirmado que el incremento del 22,85% del presupuesto de la Dirección General del Medio Natural para 2017 pone de manifiesto la apuesta de su Consejería por las políticas forestales y de conservación y gestión de la biodiversidad en Cantabria.
Oria se ha expresado así esta mañana durante la celebración de la tercera reunión de la Mesa Sectorial Forestal y del Medio Natural que, bajo su presidencia, ha hecho un análisis de su presupuesto para 2017, además de evaluar el grado de ejecución de los objetivos del ejercicio pasado.
Al encuentro han asistido también el director general del Medio Natural, Antonio Lucio, y representantes de la patronal y de los sindicatos del sector.
El nuevo proyecto de presupuestos contempla un incremento del 22,85% en la Dirección General del Medio Natural, lo que se traduce en 5.948.145 euros más que en 2016, llegando a los 31.981.384 euros, lo que supone el 38,76% de las cuentas de la Consejería, siendo esta área el que cuenta con una mayor dotación.
Asimismo, el titular del departamento ha destacado el notable incremento de la partida destinada al sector forestal, que aumenta un 34,39% respecto al 2016, pasando de 3.500.800 euros a 4.704.800 euros, lo que demuestra, en palabras del consejero, la apuesta del Gobierno por este "sector estratégico" y las crecientes políticas de conservación y uso sostenible de los recursos naturales.
En este sentido, la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación dispondrá de un presupuesto total de 82.514.751 euros, lo que supone una subida respecto al ejercicio anterior de 11.998.155 euros, un 17,01%. El importe global superará los 140 millones si sumamos a las políticas que se ejecutan conforme a la dotación de los presupuestos propios, los fondos extrapresupuestarios financiados por el FEAGA (40 millones) y el FEADER (20 millones), y que también gestiona la Consejería.
Las diferentes políticas que constituyen el presupuesto se basan principalmente en la Política Forestal, así como en los Espacios Naturales Protegidos, y los planes y programas estratégicos, como el Plan Estratégico Regional de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras, el Plan de Gestión del Lobo y los Planes de Gestión de la Red Natura 2000. En cualquier caso, no se trata de políticas o planes "cortoplacistas", sino que tienen obviamente "un tiempo de desarrollo que supera el de una legislatura", ha indicado Jesús Oria.
Analizando el impacto presupuestario de las distintas políticas o actuaciones que desarrolla la Dirección General del Medio Natural, el presupuesto para gastos e inversiones de naturaleza estructural asciende en 2017 a 22.565.084 euros, lo que supone un incremento del 20.49% respecto al presupuesto de 2016 (+ 3.837.645 euros).
La mayor parte de ese crecimiento (+2.269.569 euros, +15,70% en el capítulo 1) se debe al Acuerdo Administración-Sindicatos para la mejora del Operativo de Lucha contra los Incendios Forestales, si bien no es imputable en exclusiva a las medidas del Operativo de Incendios, porque la mejora en la cobertura de la plantilla y el pago de las guardias al personal tienen repercusión en una mayor capacidad de actuación en todas las competencias de gestión y planificación del medio natural.
La política forestal
Pasando de las actuaciones estructurales al análisis de las diferentes políticas que desarrolla la Dirección General del Medio Natural, debe destacarse la política forestal. Considerando sólo los conceptos destinados específicamente a esta política, los presupuestos para el año 2017 experimentan un crecimiento del 34,39% No están incluidos en este cálculo los gastos de personal ni los estructurales no destinados específicamente al sector forestal, por lo que la práctica totalidad de ese incremento se refleja en los capítulos de inversiones directas y en las ayudas y subvenciones públicas.
En concreto, el capítulo 6 de inversiones reales en el sector forestal se incrementa en el 16,86%, con el refuerzo de las actuaciones directas sobre el terreno vinculadas esencialmente al desarrollo del Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales (PEPLIF), con el aumento para las partidas destinadas a los tratamientos selvícolas, restauración de bosques, mejora de infraestructuras forestales y lucha contra los incendios, con una suma total de 3.390.000 euros, que suponen 489.000 euros más que la anualidad 2016.
En el mismo capítulo, las nuevas inversiones destinadas a la extinción de incendios forestales se multiplican por nueve, con el objetivo de mejorar el parque de autobombas forestales, tal y como recoge el Plan Estratégico. En su conjunto, el capítulo 6 en el ámbito forestal se incrementa en un 30,13%, pasando de 2.951.000 euros en 2016 a 3.840.000 euros en 2017.
En el capítulo 7, que reúne las subvenciones y ayudas públicas, la apuesta por la promoción del sector forestal, tanto en los montes públicos como en los privados, resulta aún más evidente, con un crecimiento en los presupuestos del 62,27% respecto a 2016, lo que se traduce en 300.000 euros más, hasta alcanzar los 781.800 euros. Una parte importante de ese aumento va destinada a las entidades locales propietarias de los montes públicos de Cantabria y forma parte también del Plan Estratégico de Incendios, promoviendo las actuaciones de conciliación de usos tradicionales como la ganadería extensiva. Esta nueva línea de ayudas, con un importe total de 350.000 euros, supone multiplicar por 2,3 las ayudas disponibles hasta el momento.
Para los montes privados, los presupuestos de 2017 incluyen un incremento del 50% en el apoyo a las inversiones privadas en la mejora de su aprovechamiento sostenible, con un aumento hasta los 225.000 euros. Por otro lado, los presupuestos 2017 mantienen las cuantías de las ayudas para los expedientes de reforestación y para el fomento de la extracción de la biomasa forestal residual.
En definitiva, los presupuestos del año 2017 de la DGMN suponen el impulso del sector forestal en Cantabria, enfocando los esfuerzos en el Plan Estratégico de Prevención y Lucha Contra los Incendios Forestales, como herramienta fundamental para abordar el problema ecológico, económico y social que suponen para Cantabria los incendios forestales.
Los incrementos presupuestarios son coherentes con los objetivos del Plan, que será aprobado en el primer trimestre de 2017: Reducir el número y extensión de los incendios forestales mediante una estrategia integral basada en la prevención, la concertación social, la información y la sensibilización
Mejorar la eficacia y la eficiencia en la prevención y extinción realizada por los empleados públicos, garantizando que las plantillas del personal implicado en esas tareas están cubiertas y se dispone de los medios materiales adecuados.
Y promover nuevos modelos de corresponsabilidad en la gestión de los montes públicos, entre la administración forestal, las entidades locales propietarias y los sectores económicos y sociales, con interés en el aprovechamiento sostenible y la conservación de esos montes.
Espacios Naturales Protegidos
En cuanto a las políticas de Espacios Naturales Protegidos, fauna y flora silvestres, recursos cinegéticos y piscícolas continentales, los presupuestos para 2017 experimentan un crecimiento del 23,82% con respecto a los de 2016, pasando de los 3.805.000 euros a los 4.711.500 euros.
Los planes y programas estratégicos que determinan este crecimiento presupuestario son, especialmente, el Plan Estratégico Regional de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras, el Plan de Gestión del Lobo y los Planes de Gestión de la Red Natura 2000.
El Plan Estratégico Regional de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras conllevará en 2017 inversiones directas por importe de 300.000 euros, con la creación de un nuevo concepto presupuestario dentro del capítulo 6, lo que permitirá actuar en el control y erradicación de especies invasoras con atención especial al Plan de Acción contra el Plumero, que, como el propio Plan Estratégico, será aprobado en la primera mitad de este año 2017.
El Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, que también será aprobado este año, tiene como objetivo asegurar la conservación de la especie y su compatibilidad con la ganadería extensiva. Como consecuencia de la amplitud de líneas de actuación que contempla el Plan, su puesta en marcha tiene reflejo en 2017 en varios capítulos presupuestarios, destacando singularmente el nuevo concepto de 'Pago por Servicios Ambientales', incluido en el capítulo 4, con un importe de 661.500 euros, y que tiene como finalidad contribuir al mantenimiento y mejora de la rentabilidad de las ganaderías extensivas en zonas con presencia permanente del lobo.
Los presupuestos de 2017 prevén mantener la cuantía establecida en 2016 para abonar los daños producidos por la fauna silvestre, pendientes del período 2012-2014, anteriores a la entrada en vigor del seguro de daños, y que se tramitan por el procedimiento de responsabilidad patrimonial. La cuantía total consignada a esos efectos en el capítulo 2 (500.000 euros) se destina esencialmente al pago de los daños producidos por toda la fauna silvestre no cinegética en toda la región, y la cinegética sólo en la Reserva Regional de Caza Saja y en el Coto Regional de Valderredible.
El cambio del status legal del lobo, con la entrada en vigor del Plan de Gestión, supondrá que todos los daños producidos por la especie en la totalidad de la región serán indemnizados por el Gobierno de Cantabria, por lo que los presupuestos para 2017 prevén un incremento del 12,40% de la partida disponible para hacer frente al incremento del coste de la póliza.
En el capítulo 6, se crea un nuevo concepto presupuestario (50.000 euros) para acoger las inversiones directas realizadas por la Consejería en aplicación del Plan de Gestión del Lobo: tareas de seguimiento de las poblaciones, divulgación, sensibilización e información.
Por último, el capítulo 7 mantiene las ayudas para la adopción de medidas preventivas de los daños producidos por la fauna silvestre que contempla en el Plan de Gestión, ajustándose su importe a la demanda que se ha registrado en los dos años que llevan en vigor esas ayudas. En su conjunto, los presupuestos de 2017 contemplan un total de 875.500 euros destinados a la aplicación del Plan que, si excluimos los costes adicionales de la póliza de seguro, suponen multiplicar por 5,4 la cuantía contemplada en los presupuestos de 2016.
La puesta en marcha de los Planes de Gestión de la Red Natura 2000 tiene por vez primera en nuestra Comunidad un reflejo presupuestario en inversiones directas y en el apoyo a líneas de investigación que evalúen los resultados de aplicación de dichos planes. En cuanto a las inversiones directas, se crea un nuevo concepto presupuestario en el capítulo 6 con un importe de 200.000 euros, con el objeto de desarrollar las medidas contempladas en los Planes de Gestión de las Zonas de Especial Conservación Litorales y Fluviales, que entrarán en vigor en este año 2017, así como para finalizar la redacción de los planes del resto de Zonas cuya tramitación debe concluir en esta misma anualidad y que fue paralizada por el Gobierno anterior.
En total, el desarrollo de los Planes de Gestión de la Red Natura 2000 en Cantabria suponen para 2017 una cuantía total en nuevos conceptos específicos de 290.000 euros, sin contar los gastos e inversiones incluidos a las acciones estructurales que se contemplan de forma independiente, o las ayudas para el desarrollo de la Red de Espacios Naturales Protegidos que también afectan a los espacios Natura 2000.
En cuanto al resto de Espacios Naturales Protegidos que no forman parte de la Red Natura 2000, los presupuestos para 2107 mantienen, respecto a 2016, la cuantía de las inversiones del capítulo 6, aunque al generarse el nuevo concepto específico para los espacios Natura 2000, el importe disponible para el resto (parques naturales, monumento natural y áreas naturales de especial interés) aumenta al destinarse exclusivamente a éstos.
Plan de Dinamización de Valderredible
El Plan de Dinamización de Valderredible, que se pone en marcha este año mediante inversiones específicas en diferentes programas de la Consejería, se singulariza en el ámbito del medio natural con un concepto específico, dotado con 50.000 euros, destinado a la elaboración del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Monte Hijedo-Bigüenzo, y a la ejecución de diferentes actuaciones vinculadas a la conservación y puesta en valor de ese futuro espacio protegido. Las ayudas y subvenciones públicas (capítulo 7) para Espacios Naturales Protegidos se mantienen en idéntica cuantía que en 2016 en el caso del Parque Nacional de los Picos de Europa, y aumentan un 17,74% para el resto de Espacios de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, pasando de 310.000 euros a 365.000.
En definitiva, ha valorado el consejero Jesús Oria, estamos ante unos presupuestos para 2017 que suponen un cambio de tendencia clara respecto a años pasados, no sólo por el incremento muy substancial que se produce, sino porque ese incremento está plenamente justificado por los planes que la Dirección General del Medio Natural está poniendo en marcha y que constituyen una herramienta fundamental para una programación transparente, elaborada con la máxima participación pública, que incluye indicadores de seguimiento y procesos de evaluación continua, y que sienta las bases para una nueva gestión de nuestro medio natural que va mucho más allá de los calendarios políticos de legislatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada