viernes, 31 de julio de 2015

Torrelavega: Los pequeños participantes del IV Taller de Cabezudos sorprenden a todos con el resultado de sus trabajos


Un total de 25 niños han participado en el IV Taller de Cabezudos de Torrelavega que cada vez da más rienda suelta a la creatividad e imaginación, al talento y trabajo, porque los pequeños han mostrado sus creaciones al público y nada tiene que envidiar a "otros trabajos profesionales".
Para realizar una foto de grupo los pequeños se han colocado sus personajes en la cabeza, llenando el vestíbulo municipal del Ayuntamiento de color, ingenio y calidad artística, sorprendiendo a autoridades y público.
Así lo han manifestado el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero y la concejal de Cultura, Juncal Herreros Izquierdo, que, acompañados por otros muchos concejales de la corporación de todos los partidos políticos, han clausurado el taller y entregado los diplomas "más que merecidos" a los participantes, en presencia, como no, del creador, promotor e instructor de esta iniciativa, Fran Querol, que cumple ya su cuarta edición.
Cada vez con más éxito y más participación por parte de las familias- no solo los niños, sus padres en muchas ocasiones intervienen - las creaciones cada vez son más complejas y más completas, utilizando nuevas técnicas, lo que ha quedado de manifiesto en el hall municipal, y Querol ha anunciado que el próximo reto del taller será crear una carroza.
El propio artista, que ha reconocido que el resultado del taller cada vez se acerca más a un trabajo profesional, ha mostrado su "satisfacción y orgullo" de ver como evoluciona esta actividad y crece.
La finalidad de la iniciativa, en la que colabora el Ayuntamiento de Torrelavega cediendo un local de Nueva Ciudad para su desarrollo, es que los niños aprendan a crear un cabezudo de cartón piedra aunque este año se han introducido otras actividades. Para ello, se trabajan todos los procesos de creación de la figura, dibujo, modelo en miniatura, en barro, dimensiones con croquis, modelo en escala real, reproducción con molde perdido y pintado de la figura.
Cada niño crea su propio personaje o cabezudo, para posteriormente participar en el pasacalles de las fiestas patronales -en la pasada edición participaron más de 60 personajes- y éstos también estarán expuestos en el vestíbulo del Ayuntamiento.
A juicio del artista, es un taller muy adecuado para que desde la infancia se muestre afición o interés por las artes plásticas en todas las facetas, ya tengan que ver con el dibujo, moldeado, escultura o pintura. También es una oportunidad para desarrollar el uso de materiales reciclados y el trabajo en equipo. Este taller, que está dirigido a niños y niñas entre 7 y 14 años.
Querol ha recordado que el motivo de celebrar esta actividad es porque la tradición en Torrelavega con los pasacalles de gigantes y cabezudos en los últimos años, ha asegurado, se ha visto incrementada en la propia ciudad y sus barrios y en algún colegio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada