domingo, 23 de febrero de 2014

Torrelavega: El BMT perdió ante Barça B en un partido que se resolvió en los instantes finales


Hay muchas maneras para definir una derrota. Existen derrotas abultadas, honrosas, pírricas, ajustadas y también las injustas. Pero ninguno de esos adjetivos sirve para calificar el partido del Balonmano Torrelavega en Barcelona. Después de tutear al mejor equipo de la liga durante todo el encuentro, de poner contra las cuerdas al conjunto de Toni Gerona y de dejarse la piel sobre la cancha, el resultado definitivo solo admite un calificativo. Estamos ante una derrota inevitable.
Los de Diego Soto partían con su plantilla mermada. Joaquín Marcos y Alberto Pérez se quedaron en Torrelavega. Los culés también se presentaron al encuentro sin dos jugadores importantes: Nacho Biosca y Michal Kasal.
El primer acto fue muy lento. Ambas escuadras intercambiaban goles y errores a partes iguales. Al choque le faltaba una chispa que le hiciera arrancar. Una combustión que encendiese el ritmo de dos equipos amantes del juego vertiginoso. Sin embargo, esa llama no aparecía y el choque caminaba parsimonioso hacia el tiempo de descanso. Los cántabros trabajan con solvencia, se aplicaban atrás y explotaban la inspiración de un Sergio Crespo protentoso. Tan solo un pequeño desajuste visitante en el último minuto permitió a los locales enfilar el vestuario con dos tantos de renta.
El detonador del partido estaba oculto en uno de los vestuarios porque nada más reanudarse el juego, el Barça B estuvo a punto de convertir el encuentro en un paseo. Un parcial de 3 – 1 obligó al BM Torrelavega a demostrar todas las virtudes que atesora. Confianza, paciencia y concentración. Con estas premisas claras, los cántabros continuaron trabajando. Y lo hicieron de lo lindo. El partido se volvió rápido y propicio para los contra golpes. De hecho, después de remar durante 20 minutos y con 26 – 27 en el electrónico, los nuestros desperdiciaron una opción de ampliar la ventaja a dos.
Con 29 – 28 en el marcador, se produjo la jugada clave del choque. Después de una recuperación defensiva, la pelota pertenecía al equipo torrelaveguense que construía un contra ataque para igualar la contienda. Sin embargo, el último de los pases se perdió por el lateral y los catalanes lo aprovecharon. En la siguiente acción subieron el 30 – 28 al tanteador y mataron un partido en el que sufrieron de lo lindo.
El 31 – 28 definitivo deja un regusto agridulce formado por el quinto encuentro con final apretado que se le escapa al conjunto naranja lejos de su cancha y la satisfacción que supone tutear al mejor equipo de la categoría.
Ficha técnica
F.C. Barcelona (31). Ignacio Admella, Francisco Revuelta; Johnny Medina, Joao Da Silva (5), Pol Vilaplana (4), Adriá Figueras (3), Víctor Montoya (5), Oriol Rey, David Balaguer (3), Guillem Lozano (8), Joan Amigo (1), Albert Miralles (1), Javier Castro (1)
BM Torrelavega (28). Jacob Melián, Cristián Pereda; Pablo Pastor (1), Oscar Arroyo (1), Thor Larsen (4), Sergio Crespo (8), Eugenio González (3), Guille Barbón (2), Abel Lamadrid (2), Borja Lombilla, Alberto Pérez (), Jadim Sour (1) y J.A. Calderon (4).
Parciales: 3 – 2, 4 – 4, 8 – 6, 10 – 7, 10 – 10, 13 – 11 Descanso/ 16 – 12, 19 – 16, 23 – 21, 26 – 25, 28 – 27, 31 – 28 final. Arbitros Bohigas Estela y Castañer Girbes Valencianos. Ciudad Deportiva Joan Gamper. 400 espectadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada