lunes, 6 de marzo de 2017

Torrelavega: Equo Besaya cree que la creación del nuevo área comercial en Ganzo-Duález supondrá la destrucción de decenas de empleos creados por pequeños empresarios que generan riqueza social y económica sostenible y con identidad propia


Para EQUO Besaya, no hay duda de que una Corporación como la de Torrelavega, debe apostar por el comercio local de su ciudad, especialmente en una coyuntura socio económica en la que los negocios que continúan abiertos y ofreciendo un productos y servicios de calidad, sobreviven a una crisis muy fuerte a base del esfuerzo y los sacrificios de sus empresarios y los trabajadores. 
Ahora, el comerciante de Torrelavega lo que necesita es apoyo, creatividad y propuestas que les consolide como la oferta interesante, estable y dinamizadora del centro que han consolidado en su día a día levantando las persianas de sus negocios contra viento y marea. 
Para Equo Besaya, los 47.000 metros cuadrados del antiguo parque de madera de Sniace, espacio entre las localidades de Ganzo y Dualez, junto a la Autovía A 8 y el complejo fabril de Sniace tiene una localización idónea para otras alternativas de negocio que creen nuevos puestos de trabajo sin necesidad de destruir otros ya existentes. 
Según Equo Besaya, la Corporación de Torrelavega debería estar abierta a la creación de otros proyectos que quizá requieran más compromiso público pero que realmente vayan a generar riqueza para toda la ciudadanía a medio plazo, y no como este que se anuncia que puede suponer el cierre definitivo de decenas de pequeños negocios que están aún intentando superar la crisis de estos años.
Para Equo Besaya, Torrelavega necesita nuevos empleos industriales, en proyectos sostenibles, viables y que se enmarquen en una economía circular que no acentúe la degradación y empobrecimiento de la realidad ambiental y social del entorno, sino que apueste por generar riqueza con actividades limpias, alternativas y de futuro. 
"Una sociedad que no genera recursos y servicios propios, que simplemente es intermediaria como vendedora, transformadora y consumidora, está sujeta a sufrir todos los vaivenes de la economía", asegura Dolores Póliz, coportavoz de Equo Besaya.
Por eso, Equo Besaya considera que la cuenca del Besaya requiere alternativas de negocio creadoras de bienes y servicios de calidad, sostenibles y que demanden sus ciudadanos así como un mercado nuevo al que ir abriéndose para crecer en positivo. 
En Equo Besaya saben que "no podemos conformarnos con ser un gran supermercado bien comunicado porque nuestra ciudadanía necesita una oferta de empleo estable, digna y sostenible que nos convierta en actores de la economía y no meros intermediarios en centros comerciales de capital e inversión extranjera que vienen a lucrarse sin importarles la vida y empleo que destruyen en sus implantación y desarrollo de negocio". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada